10 consejos para mejorar tu dieta

1 Vigile las calorías. Ajuste el contenido calórico de su alimentación a sus necesidades reales. Las calorías de su dieta derivadas de las grasas nunca deben sobrepasar el 30% del total. Esto no se aplica a cada comida, sino al conjunto de alimentos que se toman a lo largo de una semana, por ejemplo.
2 Aceite de oliva virgen extra, siempre. Se preferirá siempre el aceite de oliva virgen extra por su riqueza en ácidos grasos monoinsaturados y sus cualidades antioxidantes, al resto de los aceites vegetales y por supuesto a las grasas de origen animal.
3 Carnes rojas, bajo control. Reduzca el consumo de proteínas de origen animal, sustituyéndolas por legumbres y cereales integrales. Las proteínas nunca deben sobrepasar el 15% de calorías de su dieta. De entre las proteínas de origen animal, reduzca el consumo de carnes rojas y aumente el de pescados, especialmente, el de azules.
4 Mejor leche semidesnatada. Sustituya la leche entera por leche semidesnatada y según la dolencia desnatada o leche de soja enriquecida con calcio. Consuma quesos tiernos en vez de grasos o curados.
5 Modere el consumo de huevos. Limite su consumo de yemas de huevo a 2 ó 3 por semana. Las claras pueden tomarse sin limitación y mezclarse con las yemas para hacer tortillas, revueltos y salsas.
6 Verduras, casi sin restricción. Tome todos los días un buen plato de verduras frescas o una buena ensalada. Las verduras deben ser la base de su alimentación junto con los cereales y las legumbres. Prefiera siempre los alimentos integrales a los refinados. Un aporte suficiente de fibra es una de las claves para la salud cardiovascular.
7 Frutas como desayuno. Tome todos los días al menos un par de piezas de fruta fresca. Especialmente recomendado para empezar el día.
8 Una copa de vino en las comidas. Tome una copa de vino tinto en las comidas. Se ha comprobado que el beber un poco de vino tinto en las comidas mejora la salud cardiovascular al mantener más limpias nuestras arterias. Ello se debe principalmente a las propiedades antioxidantes del vino. Sin embargo, por encima de los 30 gramos diarios el alcohol causa graves daños en el higado, el cerebro y el corazón. No se pase.
9 Azúcar y sal en mínimos. Mantenga al mínimo su consumo de azúcar refinado y sal. No olvide el azúcar y la sal de los alimentos procesados.
10 Comidas preparadas, mejor evitarlas. Prefiera siempre los productos naturales a los procesados o industriales. Cuando vaya a comprar un producto preparado, lea siempre la etiqueta de información nutricional y vigile los contenidos de grasa saturadas, colesterol , azúcar y sodio.
Fuente: sabormediterraneo.com